Impuesto de vehículos: usados están más caros que lo que cuestan los mismos modelos cero kilómetros

Posted on

3

El Ministerio de Transporte admitió error en avalúos y las Secretarías de Hacienda deben ajustar los valores correctos.

Todos los años, por esta época, se repite la película de las inconsistencias en los avalúos de los vehículos para el pago del impuesto. Este año no ha sido la excepción. Son miles de casos en los que un automóvil o una SUV modelo 2012 o 2013 tienen un avalúo superior a lo que cuesta hoy el mismo carro nuevo.

Ante las quejas, el Ministerio de Transporte reconoció la falla y el pasado 18 de marzo emitió las resoluciones 643 y 644 en las cuales se ajustan las tablas. Un error del equipo encargado de calcular los avalúos generó el problema en el que están hoy los propietarios de vehículos de diferentes marcas (ver: ‘Errores en la liquidación’, pág. 2).

Pero esas resoluciones son una solución a medias. Veinte días después de que el Ministerio corrigiera la falla, las nuevas liquidaciones de impuestos continúan saliendo con el mismo error, es decir, un avalúo superior y –por lo tanto– mayor carga impositiva.

“Para su aplicación se requiere que las secretarías de hacienda modifiquen sus bases de datos de acuerdo a lo establecido por el Ministerio de Transporte para el cobro de los impuestos de los vehículos, según los actos administrativos antes citados”, explicó el Mintransporte.

El jueves pasado hicimos el intento de realizar la autoliquidación en la página web http://www.sdhb.gov.co, con varios automóviles y camionetas afectados por el error, pero la liquidación del impuesto continúa saliendo con el valor equivocado.

La situación se complica aún más si se tiene en cuenta que empieza a correr el primer plazo para pagar el impuesto y ganarse el descuento del 10 por ciento por pronto pago (9 de mayo, en el caso de Bogotá) y los dueños de vehículos no tienen una solución oportuna.

“Fui al Ministerio de Transporte. Me dijeron que fuera al SuperCade porque ellos ya debían tener clara la nueva resolución y pedí la reliquidación del impuesto. Ayer (miércoles) traté de hacerlo en el Cade de la carrera 30, pero había 500 turnos para que me atendieran. Por otro lado, probé en la página y sigue saliendo igual con el avaluó equivocado”, dijo Javier Suárez, uno de los usuarios afectados.

El problema del actual esquema del cobro del impuesto de vehículos no son solamente este tipo de errores. Existen otros, como que los vehículos de cierta ‘edad’ o modelo no aparecen en las tablas. En ambos casos hay soluciones, pero no deja de ser un dolor de cabeza para los usuarios que tienen que ‘voltear’ mucho para cumplir con esa obligación. Ver cuadro anexo: ‘Qué hacer cuando hay errores’ (en la liquidación o si no aparece el auto).

En estos casos, dice el Ministerio de Transporte, “los propietarios de los vehículos no serán afectados con sanciones o multas como consecuencia del ajuste realizado en el presente acto administrativo”.

Pero, más allá de las inconsistencias y errores, lo que estos dos fenómenos ponen de relieve es la necesidad de cambiar el cobro el sistema o la forma como se calcula el impuesto.

Con la actual fórmula se están premiando los carros viejos y contaminantes y castigando los nuevos con mejor tecnología. En este punto, el Ministerio de Transporte tiene la palabra.

El impuesto premia a los carros ‘viejos’

En Colombia, tener un vehículo equipado con sistemas de frenos ABS (Anti-lock Braking System) o sistema antibloqueo de ruedas, o doble airbag, es sinónimo de lujo, y eso se paga caro.

Lo mismo ocurre si ese automóvil o camioneta cuenta con modernos sistemas de catalizadores que ayudan a reducir las emisiones contaminantes.

El valor de las altas cargas tributarias demuestra el espíritu ‘alcabalero’ del gobierno y las entidades encargadas del recaudo de esos recursos y pone de presente, una vez más, que el carro particular sigue siendo la gran ‘vaca lechera’ a la que no hay que parar de ordeñar.

Para ilustrar esta situación, va un ejemplo. El avalúo de una SUV de 2.000 cm3, 2014 ‘básica’ de una reconocida marca, es decir, sin ABS, con un solo airbag y sin control de tracción, tiene un avalúo, según el Ministerio de Transporte, de 39 millones 113 mil pesos. El valor del impuesto a pagar para la vigencia 2014 es de 569 mil pesos.

El mismo vehículo, del mismo año y con el mismo motor, pero con ABS, doble airbag y control de tracción, tienen un avalúo de 41 millones 139 mil pesos y el impuesto a pagar es de 1’180 mil pesos.

Es decir, estos elementos que en países del vecindario como Argentina, Chile o Brasil son obligatorios de fábrica en todos los vehículos y claves en la seguridad vial, en Colombia son ‘opcionales’ y considerados por el gobierno como un elemento ‘de lujo’. Tenerlos significa pagar casi un 50 por ciento más de impuesto.

De igual forma ocurre con los catalizadores, esas costosas piezas que ayudan a mitigar el impacto de los gases contaminantes que producen los motores. De ahí que sea más rentable tener el viejo ‘pichirilo’ con más de 10 o 12 años encima y con muchos kilómetros, porque a la hora de pagar el impuesto su valor probablemente no llega los 100 mil pesos.

La directora de Tránsito y Transporte, Ayda Lucy Ospina, reconoció que con el actual esquema de cobros “se está premiando al carro contaminante y castigando a los nuevos”. Y agregó que, para equilibrar las cargas, buscarán alternativas para que a través un proyecto de ley se modifique el sistema de cobro del impuesto de vehículos.

Qué hacer cuando hay errores

Las secretarías de hacienda departamentales, municipales y/o distritales deben aplicar el artículo 8 de la Resolución 0005408 del 2 de diciembre del 2013 que dice: “Los vehículos usados, que por efecto de la base gravable establecida en la presente resolución, para el año fiscal 2014, cambien de rango respecto a los valores absolutos determinados para la misma vigencia por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, y como consecuencia se incremente el porcentaje tarifario aplicable, cancelarán el impuesto respectivo con el porcentaje tarifario con que cancelaron el año fiscal 2013, sobre el valor de la base gravable asignada por el Ministerio de Transporte dentro del presente Acto Administrativo. (…)”.

En los casos en los cuales los vehículos no se encuentran incluidos en las tablas, es preciso tener en cuenta lo determinado en el artículo cuarto de la Resolución 0005408 del 2 de diciembre del 2013, que considera, en el parágrafo segundo: “Si, surtido el procedimiento establecido en el parágrafo anterior, existieren vehículos clase automóviles, camperos, camionetas y motocicletas cuya marca, línea y cilindrada del motor no estén contemplados en las Tablas Nos. 1, 2, 3, 4 según el caso, la base gravable será la establecida para el vehículo que presente características similares al vehículo cuya base gravable se va a determinar”.

Es decir, el valor a pagar de impuesto será igual al de un automotor de características parecidas.

Lo que debe saber acerca del impuesto

Base gravable. Es el valor del vehículo establecido anualmente por el Ministerio de Transporte.

Clase vehículo. Corresponde al tipo de vehículo: automóvil, carga, pasajeros o motocicleta.

Características. Marca, línea, modelo, capacidad (de acuerdo con la clase de vehículo, automóvil, campero, camioneta).

La tarifa. Es la tasa por aplicar sobre la base gravable que fija cada año el Ministerio de Hacienda para determinar el valor del impuesto.

¿Cómo se liquida? El valor del impuesto por pagar se calcula aplicando la tarifa definida de acuerdo con el uso y el valor del vehículo al avalúo del mismo.

Al liquidar su impuesto, no olvide… Si el vehículo es nuevo y no tiene avalúo establecido por el Ministerio de Transporte, la base está constituida por el valor de la factura de compra, sin incluir el IVA. Se la entregan en el concesionario al momento de la compra.

Si usted paga el impuesto dentro del plazo fijado por la Administración Tributaria, puede obtener un descuento del 10 por ciento del valor original. En el momento de efectuar la liquidación del impuesto debe incluir el valor correspondiente a derechos de semaforización, fijado anualmente, y que para la vigencia 2014 equivale a 41.000 pesos.

En el momento de presentar su declaración, debe pagar la totalidad del impuesto, ya que de lo contrario su declaración se tendrá por no presentada, lo que implicará el pago de sanciones. Todos los valores se deben aproximar al múltiplo de mil más cercano.

Fuente: Secretaría de Hacienda de Bogotá.

Errores en la liquidación

Por una Nissan Qashqai modelo 2013 que compré en el 2012, en el momento del pago del impuesto para este año el avalúo era de 49’334 mil pesos. Para el 2014, el avalúo aparece en 61’400 mil por lo que tendré que pagar 1’422 mil pesos, quiere decir que mi impuesto se incrementó en un 24 por ciento”.

Gerardo Mogollón

“En junio del 2012, compré una camioneta Renault Koleos Dynamique por 66’500 mil pesos, discriminados así: valor del vehículo: 53’200 mil, y el IVA, 13’300 mil pesos.

El 10 de abril del 2013 pagué el impuesto con un avalúo de 53’200 mil pesos. Para el año gravable 2014, me llegó el formulario con un avalúo de 70’500 mil, lo cual es completamente ilógico, ya que los carros no se valorizan, todo lo contrario, año a año se desvalorizan. Sería el único carro del mundo que se valoriza con su uso”.

Martha Helena Bustos

“Compré un Suzuki SX4 1.600 cm3, en el 2012, por un valor de 39’990 mil pesos con IVA incluido, y para el 2014 lo avaluaron en 43’800 mil. A la fecha, ni siquiera el vehículo nuevo de esta línea tiene ese costo”.

Álvaro Pardo Galeano

“Tengo una Renault Duster, modelo 2013, y el avaluó para este año es de 44 millones de pesos. En la tabla del 2013 era de 39 millones, es decir que la camioneta no se depreció sino que subió de precio”.

Carlos Alberto Pardo

“Mi vehículo es un BMW 320i modelo 1977, motor 2000 cm3. Este año se incrementó el avaluó comercial en 100 por ciento, quedando en 9’600 mil, y el año pasado era de 4’800 mil pesos.

No se entiende cómo un vehículo que se deprecia día a día incremente su valor comercial de esta manera.

Fernando Cuervo Herrera

“Compré en abril del 2013 un automóvil MG línea 550. En el formulario con el cual pagué los impuestos de ese año aparece un valor de 39’267 mil pesos.

En el formulario de este año, solicitado en la Secretaría Distrital de Hacienda, el mismo automóvil, modelo 2013, aparece avaluado en 53 millones de pesos”.

Daniel Gonzalo Eslava

“Una Mercedes GLK 300 año 2010, el año pasado tenía un avalúo de 89’100 mil pesos. Este año, el avalúo es de 106 millones de pesos.

Ciro Alberto Leal

“Mi Chevrolet Aveo Family, el año pasado estuvo avaluado en 22’080 mil pesos y pagué impuestos por 343.300. Este año, el avalúo es de 23’300 mil pesos y debo de pagar más. ¿No se supone que cada año el carro se devalúa?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s